LOGO CAIB
30 noviembre 2023 Presidenta

El Govern invita a agentes sanitarios, sociales y políticos a trabajar conjuntamente por un Pacto por la Salud en Baleares

Foto de noticia

/ “Este proceso que hoy iniciamos es solo un punto de partida que definirá la hoja de ruta de la Sanidad balear la próxima década” ha afirmado la Presidenta

/ “El documento sobre el que trabajaremos será un documento vivo, abierto a aportaciones y que ponga el bienestar de los ciudadanos por encima de nuestras diferencias” ha subrayado la consellera de Salud, Manuela García

/ Se articularán seis grupos de trabajo que trabajarán en áreas como la promoción de la salud, el abordaje de la cronicidad, el déficit de profesionales, las listas de espera o la salud mental

 

La presidenta del Govern de las Illes Balears, Margalida Prohens ha iniciado hoy el proceso participativo con los agentes sociales, políticos y el sector sanitario de las islas, con el objetivo de encontrar el compromiso de todos los agentes implicados para trabajar conjuntamente por construir el primer pacto político y Social por la Salud de las Illes Balears. “Hoy damos el primer paso para cumplir con el compromiso de trabajar por un gran Pacto por la Salud, para cumplir con la palabra dada” ha afirmado Prohens.

En un acto celebrado esta tarde en el Hospital Son Llàtzer, acompañada por la consellera de Salud Manuela García y el director general del Servei de Salut de les Illes Balears, Javier Ureña, y ante los representantes de colegios profesionales, sindicatos, facultad de medicina y enfermería, entidades de pacientes y usuarios, instituciones y representantes de las fuerzas políticas de  las islas, la Presidenta del Govern, Margalida Prohens,  ha desgranado la situación actual de la sanidad balear y ha recordado que el déficit de profesionales, en un contexto de una población cada vez más envejecida, continúa siendo uno de los retos de este Govern.

El déficit de profesionales sanitarios en todos los niveles asistenciales, el plan de choque contra las listas de espera que se presentará en los próximos días, el fortalecimiento de la Atención Primaria, el abordaje de la cronicidad o la salud mental de los ciudadanos de estas islas son algunos de los retos a los que ha de enfrentarse la sanidad pública balear.

Para afrontar este y otros retos, Prohens ha remarcado la necesidad de “trabajar todos a una con el único objetivo común de garantizar una atención sanitaria de calidad, eficiente y moderna”. Esto es solo “un punto de partida” -ha subrayado- “para comenzar a trabajar en un Pacto por la Salud que defina el futuro y la hoja de ruta de la sanidad balear en la próxima década”

La intervención de la consellera de Salud, Manuela García, se ha centrado en explicar la metodología con la que se trabajará a partir de ahora para que “este primer Pacto por la Salud sea una realidad a mediados de 2024”. García ha remarcado que el documento de partida con el que hoy se comienza a trabajar es una propuesta dirigida al consenso y al diálogo y a poder marcar directrices “donde la mayoría de los que formamos parte de la solución o del problema nos sintamos cómodos con ellas”.

El objetivo es construir y desarrollar un sistema sanitario universal, de calidad, más equitativo y eficiente, donde cualquier ciudadano, con independencia de su lugar de residencia pueda acceder a los mismos recursos. Con el ciudadano en el centro y el cuidado del profesional como valor fundamental de la organización.

 

Grupos de trabajo

Para ello se crearán seis grupos de trabajo y un coordinador que realizará un seguimiento del cometido de cada uno de ellos. Estos grupos de trabajo estarán conformados definitivamente a finales del mes de diciembre. Para cada uno de ellos se han nombrado uno o dos coordinadores:

 

•           Coordinador del Pacte per la Salut, Javier Ureña, director general del Servei de Salut de les Illes Balears

•           Grupo 1: Reconocimiento, la fidelización, la estabilización y la captación de los profesionales para hacer frente al déficit de profesionales sanitarios: Marga Bujosa, directora del Àrea de Profesionales y Relaciones Laborales, y Verónica Segura, subdirectora de Relacions Laborals i d’Atenció al Professional.

•           Grupo 2: La modernización y el fortalecimiento de la atención primaria y su capacidad de resolución asistencial y prevención. Vicenç Juan, director general de Investigación en Salud, Formación y Acreditación y Carlos Raduán, gerente de Atención Primaria de Mallorca.

•           Grupo 3: Abordaje de la cronicidad: atención centrada en la persona, y atención social y sanitaria integrada.

o          Responsables: Joan Simonet, director general de Prestaciones, Farmacia y Consumo, y Estefanía Serratusell, subdirectora de Atención a la Cronicidad, Coordinación Sociosanitaria y Enfermedades Poco Frecuentes.

•           Grupo 4: Promoción de la salud, la prevención de la enfermedad y el fomento de hábitos de vida saludables.

Responsables: Elena Esteba, directora general de Salud Pública, Rosa Tarragó, directora gerente de la Fundación Banco de Sangre y Tejidos de Baleares

•           Grupo 5: Atención a las enfermedades de salud mental, potenciando la prevención y la atención comunitaria.

Responsables: Alicia González, directora general de Salud Mental , y Oriol Lafau, coordinador autonómico de Salud Mental.

•           Grupo 6: Incremento de la actividad programada y reducción de los tiempos de espera para las consultas con el especialista y las intervenciones quirúrgicas.

 

El documento inicial de trabajo remitido a todos los agentes invitados a participar será el punto de partida sobre el que se realizará un análisis, se definirán objetivos y estrategias concretas en cada una de las seis áreas.

El punto de partida es el compromiso de construir y desarrollar un sistema sanitario universal, de calidad, con el usuario como elemento central y los profesionales como valor fundamental de la organización, que permita dar respuesta a los retos de futuro. El Govern trabajará por una sanidad más accesible, más equitativa y más simétrica, en la que todos los ciudadanos, con independencia de dónde residan, puedan acceder a los mismos recursos.

El objetivo es que de estos grupos de trabajo surja un documento definitivo a finales del primer semestre de 2024 , una vez trabajadas todas las áreas de análisis propuestas.